loader image

Diseño Universal Para el Aprendizaje

El Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) es una orientación que pretende que los diseños didácticos y curriculares de las aulas permitan la participación y avance de todos los estudiantes, minimizando las barreras curriculares, comunicativas, cognitivas, estructurales, físicas o sensoriales que puedan llevar implícitas. Supone por tanto un cambio de mirada, dejando de buscar las dificultades que pueden tener los estudiantes y centrándose exclusivamente en las limitaciones que presentan los diseños didácticos.

Este propone alternativas para que el estudiante encuentre su forma correcta de participar, tanto a nivel de retener y comprender la información (Principio de Representación); a nivel de poder expresar debidamente su aprendizaje (Principio de Acción y Expresión); como a nivel de implicarse y motivarse con la tarea (Principio de Compromiso); son las premisas que plantea el DUA. La labor puede parecer compleja dado que supone ampliar las formas actuales con las que el estudiante trata, procesa y presenta la información, 

pero con colaboración de los docentes desde las diferentes áreas y sus didácticas esta orientación permite planear alternativas para ajustar el currículo diseñando alternativas didácticas que tenga en cuenta las tres premisas ya mencionadas.

En este sentido, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son la llave maestra hacia el DUA, facilitando herramientas para la accesibilidad y para la reciprocidad. En el DUA, se toma en consideración el término de diversidad en el sentido más amplio de la palabra.

De esta manera, se favorece la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación. Por otra parte, es importante la participación de las familias en esta estrategia. La colaboración ha sido y en algunos casos sigue siendo puntual y ocasional, pero se ha incrementado en los últimos años con una participación activa en el proceso educativo, a través de padres interesados en la gestión de los centros, implicados en la toma de decisiones y preocupados por la educación de sus hijos. Para formar ciudadanos del siglo XXI, independientes y responsables que trabajan para alcanzar una sociedad más justa e inclusiva, el papel de las familias del colegio ha de pasar de ejercer un rol de clientes a un rol de personas implicadas y comprometidas en el diseño de una escuela para todos y trabajar en la escuela que sueñan y quieren para sus hijos en la que toda la comunidad educativa colabora en su formación, gestión y desarrollo.

Facebook Comments
Please follow and like us: